¿Qué es la refrigeración adiabática?

La refrigeración adiabática utiliza un sencillo principio termodinámico. Se aprovecha la tendencia natural del aire para captar la humedad, a través de un sistema de humidificación. De este modo se consigue un descenso de la temperatura del aire. Al mismo tiempo se aumenta su humedad relativa y obteniéndose una corriente de aire más fría que la de entrada (aire seco).

Funcionamiento del enfriamiento adiabático

Un sistema de refrigeración adiabática, puede hacer descender la temperatura del aire entre 2 ºC y 10 ºC. Por ello, en un condensador adiabático la refrigeración posterior del coil es mucho más eficiente.

Algunos equipos adiabáticos se pueden utilizar para enfriar mezclas de agua / glicol o condensar gases refrigerantes.

La temperatura que se puede alcanzar es llamada «temperatura de saturación adiabática”. Esta puede ser mucho más baja que la temperatura del aire «seco» dependiendo de la eficiencia del sistema de humidificación.

Basándonos en este principio, los equipos de refrigeración adiabáticos, ya sean refrigeradores o condensadores, están recomendados para aumentar la eficiencia de los sistemas de refrigeración por aire.

Al tener un aporte mínimo de agua, están especialmente indicados en los casos en los que es necesario un reducido consumo de agua o minimizar los riesgos de la gestión de ésta.

El consumo eléctrico en la refrigeración adiabática

El enfriamiento adiabático no sólo supone un ahorro en agua. El consumo eléctrico, frente a otros sistemas de refrigeración, también es reducido ya que partiendo de una corriente de aire donde hemos hecho descender la temperatura, vamos a necesitar menos cantidad del mismo para la refrigeración. Con ello, los ventiladores que mueven el aire necesitarán menos consumo.

Estos sistemas de refrigeración por aire permiten maximizar las características del ventilador en términos de caudal, junto con una eficiencia de humidificación muy alta.

Factores que determinan la elección de un sistema de refrigeración adiabático

a) humedad relativa del aire

Es el factor más determinante, ya que cuanto menor sea ésta, mayor será la capacidad de enfriamiento del sistema. Por lo que se obtendrá un mayor rendimiento en los meses estivales y climas secos.

b) temperatura del agua.

c) eficiencia del sistema de humidificación

Aplicaciones de la refrigeración adiabática

  • Sistemas de refrigeración/climatización, con bajos niveles de humedad durante los meses cálidos.
  • Aplicaciones donde se necesite bajar las temperaturas del fluido refrigerante por debajo de la temperatura ambiente

Ventajas de los sistemas de refrigeración adiabáticos

  • mantenimiento mínimo
  • ahorro de agua, frente a soluciones evaporativas
  • bajo consumo eléctrico
  • sin riesgo de legionella (sin aerosoles)

Los condensadores y refrigeradores provechan el principio de enfriamiento adiabático para mejorar la eficiencia de los serpentines aleteados. Se pueden utilizar para enfriar mezclas de agua / glicol o condensar gases refrigerantes.

MITA Group ha desarrollado un sistema de refrigeración por aire que permite maximizar las características del ventilador en términos de caudal, junto con una eficiencia de humidificación muy alta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

We use cookies to make sure you can have the best experience on our site. If you continue to use this site we will assume that you are happy with it. KEEP READING

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar